Input your search keywords and press "Enter".
julio 15, 2013

Café del Río (Madrid)

Hoy, tras más de un mes sin actualizar el blog, os traemos un sitio peculiar. Con unas vistas increíbles hacia el Palacio Real y la Catedral de la Almudena y una amplia terraza, encontramos, del otro lado del río Manzanares, Café del Río, un edificio cubo gris con tres estancias: terraza, salón y mirador. Os aconsejamos que subáis al mirador a cenar y os toméis un aperitivo en la barra mientras os preparan la mesa, porque no aceptan reservas en el mirador y siempre suele haber gente.

Nos ofrecieron una mesa entre el DJ y la barra, así que las vistas no eran muy apreciables. Aún así, el ambiente es muy agradable aunque dispar: familias, matrimonios mayores, gente en chanclas, chicas jóvenes… Música de estilo chiringuito ibicenco a un volumen perfecto para poder mantener una conversación y una brisa fresca que puede llegar a hacer que uno se ponga una cazadora. La carta se antoja un poco corta, hay variedad pero falta cantidad a la hora de elegir platos.
Como de costumbre, pedimos todo para compartir, de primero unos dorados de pitxin (rape rebozado) y ensaladilla rusa, de segundo, mini hamburguesas de kobe y de postre, tarta de queso y chocolate blanco con gelé de frambuesa. 
Nos llamó un poco la atención que los dos primeros llegaran ni siquiera cinco minutos después de que el camarero nos tomara nota. La ensaladilla estaba buena y venía en una cantidad abundante, perfecta para compartir. El rape también estaba bueno aunque algo frío, con lo poco que tardaron en traerlo entendemos que no lo prepararon en el momento y el calentón en el microondas se quedó corto de tiempo, y la ración era muy escasa teniendo en cuenta que estaba pensada para ser compartida, el trozo de rape salía a unos 3€ cada uno.

De segundo, pedimos las hamburguesas de kobe, que nos encantan y no nos decepcionaron. Parecía que tenían queso fundido y la carne estaba jugosa. La única pega es que eran tres, número poco fácil a la hora de compartir. Esta vez estuvimos esperando cerca de veinte minutos desde que nos retiraron los primeros. La verdad es que se hizo un poco largo. Tienen también hamburguesas de kobe de tamaño grande, que, si son como las que nosotros pedimos, intuimos que estarán muy buenas.
Algo decepcionados con la velocidad del servicio, decidimos pedir el postre: tarta de queso y chocolate blanco con gelé de frambuesa. La textura estaba muy conseguida pero no habría costado nada cambiar el gelé de frambuesa por mermelada para darle mejor sabor y que no pareciera tan artificial.
Teníamos las expectativas muy altas con este sitio y nos decepcionó. El servicio atento pero lento y la relación calidad-precio muy mala. El sitio es precioso y podría ser una terraza con mucha más categoría. Tiene precio de restaurante y realmente es un chiringuito con buenas vistas (los manteles y las servilletas son de papel y con la brisa vuelan). Como restaurante mal, mejor para tomar una copa. También comentar que aparcar por la zona no es lo más sencillo, pero hay un parking público cercano, la mejor opción para dejar el coche. Aparcamientos a parte, Google Maps no sabe situar el sitio.
¿Por qué lo llamarán «Café del Río» cuando realmente quieren decir «Chiringuito de Playa»?
¿Lo mejor? Las vistas.
¿Lo peor? La lentitud del servicio. Carta escueta.
¿Volveremos? Quizá algún día para tomar una copa si nos pilla de camino.
Precio: 25-30€/pp.

Café del Río

Avenida de Portugal 1, Parque Madrid Río, Madrid.
Teléfono de reservas: +34 603 13 77 66
Teléfono eventos, comunicacion, marketing…: +34 652 88 05 44
E-mail: info@cafedelriomadrid.com
Share This Article
No More Posts
[mc4wp_form id=""]