Input your search keywords and press "Enter".

Excursión de día: parada obligatoria en La Reina

Visita cultural y comida de escándalo (tanto en calidad como en precio) a una hora de Madrid

¡Feliz feliz Navidad y prácticamente ya feliz año 2018, qué ganas! Soy súper fan de esta época del año, de estar con la familia, con amigos y de que todos los reencuentros sean alrededor de una mesa. Las vacaciones están para ir haciendo todo eso que tienes pendiente o para hacer tus actividades favoritas. En mi caso, una de ellas es visitar ruinas, y me apasionan las de Segóbriga (podéis descubrir estas increíbles ruinas romanas haciendo clic aquí). Como buena excursión, después de la caminata hay que repostar, y tras mucho investigar caímos por pura casualidad (de camino al sitio al que realmente íbamos) en el restaurante La Reina, en Tarancón. Da igual si no vais a Segóbriga, apuntad La Reina como un must go.
Teatro de Segóbriga – brutal

Elegimos un par de platos que nos apetecían, y para el resto nos dejamos aconsejar por Isabel, la dueña. Al final, probamos pimientos de piquillo rellenos de muselina de langostinos (primer premio Tarantapa 2016), berenjenas en tempura a la miel, solomillo asado al horno con crema de champiñones al vodka y costillar de cerdo al horno a las finas hierbas, y de postre, dos señores chupitos y un arroz con leche para compartir.
Una de las Instagram stories de Primero, Segundo y Postre (IG)
No es que esté todo buenísimo, es que ojalá hubiésemos tenido un estómago infinito. Los precios son espectaculares, las cantidades muy abundantes y todos los que trabajan allí se salen de simpáticos, que es como debería ser, pero a los que somos de Madrid eso nos llama mucho la atención.
¿Lo mejor? Los precios y la calidad de cada plato
¿Lo peor? Que esté en Tarancón, ojalá estuviera en Madrid
¿Volveremos? Espero que sí
Precio: 10-15€/pp
Con Isabel, la dueña. ¡Genio!
La Reina
C/ Caridad, 8
16400 Tarancón, Cuenca
Telf.: 653124802
Share This Article
No More Posts
* campo obligatorio
Al suscribirme, acepto que Sylvia Faris me envíe su newsletter.