Input your search keywords and press "Enter".
marzo 30, 2014

Buns & Burger (Madrid)

Vuelvo para quedarme, esta vez sí que sí. Vengo dispuesta a enseñaros mil y un restaurantes, mil y un rincones. Hoy os traigo Buns & Burger, un peculiar restaurante en la calle López de Hoyos. Llegamos allí de casualidad al intentar protegernos de la lluvia torrencial y nos invitaron a pasar muy amablemente. 

La decoración es peculiar, no sabría describirla, muy americana y con un toque de décadas anteriores encantador. La impresión que me dio al entrar fue que íbamos a hacer una merienda cena rica y original. Por lo que parece querer transmitir, la idea del local es tomar una hamburguesa en un sitio que no sea de comida rápida. Además, debo admitir que la pantalla gigante que tenía al fondo retransmitiendo el Athletic de Bilbao – Atlético de Madrid fue la que terminó de convencerme para quedarme allí. (Os muestro fotos de su página de Facebook, ya que la iluminación del lugar no me permitía hacer muy buenas fotos).

Eran casi las ocho de la tarde, no sabíamos si merendar o cenar, así que pedimos tanto la carta normal como la de meriendas e hicimos un mix bastante peculiar: empezamos con unas tortitas caseras con nata y nueces, luego un combo para dos y finalmente unos nachos Buns. (Debo aclarar que la idea era primero salado y luego dulce, pero el camarero no pareció entenderlo y nos lo tomamos en el orden en el que nos lo trajeron).

Las tortitas estaban muy buenas. En la carta lo encontraréis como «Tortitas caseras con nata y nueces» y podéis ponerle el sirope que queráis, según explicó el camarero. Son seis y vienen apiladas unas encima de las otras con nueces esparcidas encima. La sorpresa fue que vinieron bañadas en sirope de chocolate y no había nata por ningún lado, así que cuando lo reclamamos, nos trajeron un cuenco con sirope de fresa y EL BOTE DE NATA, tal cual, como lo tienes en la nevera de casa. Y claro, a ver quien es el valiente que mezcla sirope de chocolate con sirope de fresa. No entendimos nada, pero bueno, todo hay que decirlo: la textura y sabor de las tortitas eran maravillosos.
Después llegó el combo: palitos de queso, alitas, chicken tenders, flautas de pollo y aros de cebolla. Todo en dos unidades, menos los aros, claro. Venían acompañados de dos salsas: una, que me aventuraría a decir que era salsa agría y otra, que tampoco lo sé, pero era de zanahoria seguro. Las dos muy buenas. El combo es un acierto como aperitivo para dos o como entrante para uno. No vayáis a pensar que es como el combo del VIPS, que no hay quien se lo termine, para nada, esto es un combo pequeñito y si sois más de dos casi hay que pegarse. Las alitas de pollo me parecieron sensacionales, perfectamente bien hechas y con un montón de salsa, los palitos de queso muy buenos, los chicken tenders también estaban fantásticos pero sin embargo a las flautas de pollo les falta sabor y a los aros de cebolla les sobra aceite, son algo grasos. La presentación una vez más fue extraña, nos despistó un poco el cuenco rojo de plástico «fiestadesextocumpleaños», pero en general bien. Un 6 largo, casi un 7 para el conjunto del plato.
Nos habíamos quedado con hambre, así que decidimos pedir unos nachos con queso. Somos muy fans de los nachos con queso, así que teníamos unas expectativas altísimas y claro, era muy difícil que nos encantaran. Los nachos bien, crujientes y sabrosos, pero el queso tenía una textura que terminó dándonos grima, era muy harinoso y no era lo suficientemente líquido como para bañar todos los nachos. Los hacen con queso cheddar, pollo y bacon y guacamole. La combinación está muy bien, pero deberían repasar la textura del queso. No nos los terminamos, y no fue por falta de hambre. Para mí son un suspenso, y es una pena, porque el sitio no estaba nada mal.
Hablemos del servicio: muy amable, pero es lento. Un punto muy a favor es que te preguntan siempre qué te ha parecido el plato y aceptan las críticas: yo les hice todas las que habéis leído más arriba y el camarero, muy simpático, me dio las gracias por decírselo. Pero como decía: son lentos, tardaron mucho en servirnos el combo y eso que el sitio estaba vacío.
¿Lo mejor? El estilo del local
¿Lo peor? La presentación de los platos es poco sofisticada
¿Volveremos? Yo le daría otra oportunidad para probar la hamburguesa, que se supone que es la especialidad.
Precio: 10-20€/pp.
C/ López de Hoyos, 11
28006 – Madrid
Tel.: 915634813
Share This Article
No More Posts
[mc4wp_form id=""]