Input your search keywords and press "Enter".
mayo 14, 2019

¿Tienes una cita? Vinoteca Moratín

Es ley de vida humana: te pasas meses sin salir con nadie y de repente se te acumulan las citas. Así que si el Manual de Primeras Citas se te queda corto, yo sigo trabajando para que quedes como un/a auténtico/a experto/a cuando tu ligue (o novio/a) te pregunte dónde te apetece cenar.

Hace poco os hablé de Merci, en la Calle Conde de Xiquena. Os dije que era un sitio tranquilo, con pocas mesas, discreto, luz tenue y ambiente agradable. Vinoteca Moratín es del mismo estilo, sólo que todavía más discreto y más escondido, con menos mesas y un ambiente aún más tranquilo.

Además de que yo trato no repetir restaurantes, porque en Madrid hay restaurantes como para cenar cada noche del año en uno sin repetir, queda como feo llevar a dos citas distintas al mismo sitio, ¿no?

Cuando M me dijo “la de los restaurantes eres tú, así que lo dejo a tu elección”, tuve que ponerme manos a la obra. [Por cierto, odio que me digan eso, también me mola que me sorprendan, menuda responsabilidad la mía.] De repente me acordé de que @a.mesa.puesta va mucho a Vinoteca Moratín y siempre me decía que tenía que ir, pero todas las veces que lo he intentado estaba lleno. Normal. Es que tiene cuatro mesas. Sin embargo, ese martes se alinearon los astros y conseguí una mesa para el viernes. Milagro bendito.

Llegamos allí, elegimos nuestros vinos, él tinto y yo blanco, bajo recomendación de la camarera. La carta es muy cortita: 10 platos sumando los entrantes, los primeros y los segundos, más un par de recomendaciones fuera de carta. Sorprendentemente nos entendimos muy bien, coincidimos en que cuanto más compartiéramos, más probaríamos y nos pusimos de acuerdo en un plisplás con lo que queríamos cenar.

Aperitivo de cortesía, que yo no pude ni probar, porque como veis, es puro pimentón

En el plato “La Cuchara del Día” había una sopa de tomate que pedimos sin pensárnoslo, después elegimos los puerros con romesco, canelones rellenos de carrillada de ternera y el pescado del día que eran salmonetes con pimientos.

Las cantidades súper correctas para cenar, muy variado (aunque eso es mérito nuestro) y todo muy bien cocinado. Recuerdo que los salmonetes me parecieron especialmente buenos.

De postre, tarta de queso, que estaba buena, pero yo no la metería en un ránking de las mejores tartas de queso de Madrid, así que a menos que os gusten muchísimo, yo probaría otro postre.

El servicio de diez, concretamente lo que yo espero de un restaurante tan íntimo como Vinoteca Moratín. Resultado: M seguro que se lo ha apuntado para sus próximas citas.

Me vais a disculpar por la calidad de las fotos, pero es que realmente están hechas con iluminación de velas…

Precio: 30-35€/pp.

Vinoteca Moratín
C/Moratín, 36
Telf.:  911 276 085

Share This Article
No More Posts
* campo obligatorio
Al suscribirme, acepto que Sylvia Faris me envíe su newsletter.
Copied!